Amazon Music

domingo, abril 26, 2015

El perro negro o el tabú del desorden mental



Hoy ha escrito Rodrigo Cortés un articulo en la Tercera de Abc que dice mucho de la percepción de la vida que hoy se tiene y de cómo ésta afecta a la vida que tenemos.Aunque su artículo se centra en la visión de la muerte, sería extensible a todo lo desagradable de la vida: la enfermedad, lo sucio, lo pobre, lo feo, lo molesto. Todo lo que desvíe al ciudadano un centímetro de la felicidad personal se ha convertido en tabú.

Con motivo de la tragedia  del avión de Germanwings una de las enfermedades mas vergonzantes para el paciente salta del anonimato a los titulares. No se trata de una vergüenza capriñosa. La publicidad del diagnóstico puede tener serias consecuencias. Se ha puesto la lupa sobre esta enfermedad y sus efectos. Descubrir que puede ser algo imposible de controlar en un 100 por 100 ha hecho saltar todas las alarmas en este mundo que requiere la perfección en todos los supuestos de daño. Y, cómo siempre, se ha criminalizado al enfermo.Se exige la perfección en el organigrama, el Mundo Feliz de Huxley. Todo lo que se aparte de ese paradigma es humillante y se niega.



El asesinato de un profesor realizado por un niño de unos 13 años es analizado con una frialdad que solo busca responsabilidades. Culpan a los padres de no informar del transtorno del niño. Se cree que todo puede ser objeto de escrutinio, que nada puee dejarse en manos del azar, que la vida derive en un aeropuerto en la que todos nos desnudemos y documentemos enfermedades, lazos familiares, deudas, credo, filias, odios, aficiones, duelos.

Existen estudios de la misma ONU que ponen gran énfasis en el coste económico de los tratamientos. A las hechiceras de Salem las quemaron vivas. La historia, de forma más técnica, se reedita. Con la evolución de las ciencias genéticas, la próxima etapa en la guerra eugenésica que tiene lugar será la del enfermo mental. Como antes ocurría con los Sindrome de Down. Los filtros que depuran la diseñada evolución del hombre intimidan.


"In her Foreword to the WHO booklet “Impact of economic crises on mental health” (2011) the WHO regional director for Europe, Zsuzsanna Jakab, notes that the present economic crisis has led to significant declines in economic activity, a rise in unemployment, depressed housing markets and increased number of people living in poverty. Severe cuts in public spending have resulted from this and many countries are facing an era of austerity in health and welfare services. Under these circumstances low-income people and especially people living near the poverty line are under great psychosocial stress (WHO 2009).

Through its influence on parents, a financial crisis affects the mental health of children (Solantaus et al 2004, Anagnostopoulos & Soumaki 2012) and this may result in deficits in cognitive, emotional and physical development of the children (Marmot 2009). People’s health can be influenced by socioeconomic degradation due to loss of jobs and limitations in income (Wilkinson & Marmot 2003) and social inequality in health can become more pronounced (Kondo et al 2008). Unemployment, impoverishment and family disrup tions are likely to produce or precipitate a variety of mental health problems. Depression, suicide and alcoholism are among them (Dooley et al 1994, Clark & Oswald 1994, Dorling 2009, Lewis & Sloggett 1998, Agerbo 2005). Unemployment is very strongly associated with suicide (Stuckler et al 2009, Economou et al 2008). Every 1% increase in unemployment is associated with a 0.79% rise in suicides at ages younger than 65 years (Stuckler et al 2009). Men are particularly vulnerable to death due to suicide (Berk et al 2006)."

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que para el año 2020, la depresión será la segunda causa de incapacidad del mundo, lo que pone a este trastorno anímico y mental en un lugar bastante preocupante, más si se considera que las consecuencias de sufrirla se hacen papables no solo en la vida personal y profesional, sino que también, en algunos casos, puede terminar en tragedias mayores si se le permite prosperar. La criminalización del paciente acentúa el ocultamiento del transtorno. Se ha conocido la depresión con antithetical symptoms (“smiling depression”) (Christodoulou, 2000), en la que el paciente sonríe y elude la notoriedad del dolor. Su suicidio suele sorprender a todos (David Foster Wallace o Robin Williams se podrían consideran entre estos casos).



Los estudios norteamericanos del Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH en sus siglas en inglés) y la National Alliance for the Mentally Ill (NAMI) [Alianza Nacional para los Enfermos Mentales], ante la dimensión abrumadora de la estigmatización, se esforzaron en demostrar que 
  • enfermedad mental no equivale a retraso mental,
  • no hay diferencias en cuanto a productividad cuando se compara a la gente con enfermedades mentales con otros empleados,
  •  la depresión no surge como consecuencia de la debilidad de carácter,
  •  la depresión no surge porque algunas personas no pueden tolerar el estrés de tener un empleo,
  • los enfermos no  tienden a ser trabajadores de segunda fila en el trabajo.
  • los depresivos abordan las situaciones de catástrofe y tragedia con mas fortaleza, al vivir sumidos en el infierno a diario.
La OMS hizo hincapié en ciertas estadísticas. Es dificil escrutar si se trata de una advertencia o un mandato oscuro.

Below are 11 statistics that show depression has a greater impact than you might think. 

  • 350,000,000:  number of people globally who are affected by some form of depression.
  • 11%: percentage of adolescents who have a depressive disorder by the age of 18.
  • 70%: percentage by which women are more likely than men to experience depression in their lifetime. 
  • 16,000,000: estimated number of U.S. adults who had at least one major depressive episode 2012. This made up approximately 6.9 percent of all adults in the country.
  • 14%:  percentage of women from a 2013 postpartum depression study who had the disorder four to six weeks after giving birth.
  • 30%:  number of college students who reported feeling depressed, which disrupted their ability to function in school.
  • $80,000,000,000: estimated annual cost of depression in the U.S. due to lost productivity and health care.
  • 8,000,000:  number of ambulatory care visits from a 2010 CDC report where a major depressive disorder was the primary diagnosis.
  • 50%: percentage of Americans with major depression who don't seek treatment for the mental illness.
  • 10%: estimated number of American adults age 65 and older who have a diagnosable depressive disorder.
  • 10-20: number of weeks psychotherapy treatments for depression usually lasts (though it varies depending on the condition).
  • 4-6: number of weeks in order for antidepressants to take full effect.

Detrás de la mayoría de los suicidios (véase https://suicideinfo.ca/) hay siempre una depresión mayor o bipolar no diagnosticada o mal tratada. Las estadísticas de la OMS establecen que cada año esta condición es la causante número uno de al menos un millón de suicidios en el planeta. La OMS, de forma extraña y muy en la linea de su agenda de Nuevo Orden Mundial, insiste en que  la depresión es una de las principales causas de discapacidad laboral, particularmente entre las mujeres.

Aun así este trastorno tiende a ser un desorden menos valorado que las patologías que muestran evidentes síntomas físicos. De forma secular, sobre la enfermedad mental en general pesa el estigma social, se entiende
entonces que su nivel de diagnóstico y tratamiento sea bajo.

La depresión se presenta como unipolar o y bipolar. Los síntomas clásicos de la depresión unipolar pueden resumirse en un estado de ánimo deprimido, pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar y reducción de la energía, que produce una disminución de la actividad. De forma inconsciente, los afectados dan con atajos como el alcohol, las drogas o la comida. El mejor antidepresivo de efecto inmediato que existe es el hidrato de carbono. Alivia el instante pero la cuesta siempre llega tarde o temprano. Gran cantidad de las personas obesas encubren un trastorno depresivo y/o ansioso.

 El trastorno bipolar, por otro lado, consiste en episodios maníacos (eufóricos) y depresivos (tristeza severa, profunda), separados por intervalos con un estado de ánimo  normal. Los episodios maníacos cursan con estado de ánimo elevado o irritable, hiperactividad, autoestima excesiva y disminución de la necesidad de dormir. Cuando ambas condiciones (unipolar, bipolar) se presentan por más de dos semanas, hay que
consultar de inmediato con el médico. Ambas tienen tratamiento, con resultados favorables.

La severidad de las condiciones profesionales han generado nuevas enfermedades, especialidades propias de la ciudad, como el sindrome Burnt-Out. Descrito en 1974 por el psiquiatra alemán Herbert Freudenberger en Nueva York, este síndrome aplica a aquellas personas que viven física y emocionalmente cansadas, estresadas y desmotivadas en el trabajo; rinden poco, pese a invertir muchas horas en el desarrollo de las tareas que se asignan, y hasta sienten cierta fobia por los compañeros.Con base en esa primera descripción, en 1976 la psicóloga Cristina Maslach definió el 'burn out' como un “síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre individuos cuyo trabajo implica atención o ayuda a personas”. Y aunque dichas definiciones se enfocaron, en un comienzo, en el personal de salud (psicólogos, trabajadores sociales, médicos, enfermeros), hoy se hace extensivo a otros trabajadores que son víctimas del desgaste y el estrés laboral.

Entre los principales factores de riesgo de este síndrome están las jornadas largas de trabajo, la sobrecarga, los altos niveles de exigencia, la tensión generada durante el desarrollo de una o varias tareas y la insatisfacción que se siente en el entorno laboral. Los impactos que sobre la salud de una persona tiene vivir sometida a esta condición no son poca cosa. Según la gravedad del caso, a la ansiedad, los síntomas depresivos, los trastornos del sueño y la  irritabilidad constantes, se suman los problemas respiratorios, endocrinos y cardiovasculares; los trastornos digestivos y sexuales y los dolores de cabeza, cuello y espalda, entre otros.

Existieron épocas anteriores de  la humanidad con peores condiciones laborales pero no existen registros sanitarios. Pero nunca se han dado en la historia de la humanidad periodos en los que coincidan severas situaciones de trabajo y tan elevadas obligaciones fiscales, hipotecarias, sanciones administrativas, atascos, contaminación, etc. Se concibe la existencia como un confinamiento a rutinas eternas y debitos inextingibles durante más de tres décadas. Una suerte de esclavitud decorada. Como gran burla, la esperanza de vida es cada vez mayor. El martirologio se vuelve insalvable como una tormenta perfecta. La tortura se asemeja a una decapitación de años, por fricción, y el suicidio es casi un respuesta lógica, en una situación en la que los medicamentos mantienen la vida, pero no se desea vivirla.



En mentalhealthscreening.org se recogen datos sobrecogedores.


  • One-third of individuals with a chronic illness experience symptoms of depression.
  • One in five 18 to 25 year olds experienced a mental illness in the past year.
  •  An Estimated 1 in 10 U.S. Adults Report Depression (CDC).
  •  Depression is more common than AIDS, cancer, and diabetes combined.
  • Depression is a prevalent and increasingly recognized risk factor for both the development of and the outcome from coronary artery disease (CAD). (National Institute of Health).
  • People with depression are 4 times as likely to develop a heart attack than those without the illness.
  •  Many conditions may coexist with depression. Depression may increase the risk for another illness, and dealing with an illness may lead to depression. In fact, according to the NIMH, depression affects:
  • More than 40 percent of those with post-traumatic stress disorder.
  • 25 percent of those who have cancer.
  • 27 percent of those with substance abuse problems.
  • 50 percent of those with Parkinson's disease.
  • 50 to 75 percent of those who have an eating disorder.
  • 33 percent of those who've had a heart attack.
La vida de un enfermo mental es muy dura. Siente vergüenza de su drama. Un ataque de ansiedad equivale a una temporada en el infierno. La vida del piloto alemán se vió sometida a tal presión que saltó de tramo. Un depresivo suele dañarse a si mismo. El caso característico de depresivo violento con otro es el del cuidador quemado que mata a su marido/esposa terminal y se suicida. La capacidad para sentir el dolor de contrición de un depresivo es superior, y de ahí su capacidad creativa en muchos casos. El excesivo sufrimiento pude convertir su enfermedad en otra con ramificaciones psicóticas, en algo peligroso.


LIVING WITH A BLACK DOG: pag 8 or Living with a Black Dog: His Name is Depression,
please visit: www.matthewjohnstone.com.au.








viernes, abril 24, 2015

Mad Max: Fury Road

                         

Otra espectacular aportación a la saga, más cercana que nunca al comic salvaje. Atrae la dureza del rostro de Tom Hardy, pero a veces Tom cansa. Logra la fórmula, aunque no del todo, en  La entrega. En un título totalmente desapercibido de 2011 resultó fascinante su recreación del niño doliente y rescoroso que deviene violento guerrero. Es Warrior.



Charlize Theron, en esa sempiterna fatiga por parecer fea, sacrifica su melena. Es una actriz decente. No excelsa. Pero ¿quien lo quién lo quiere? Espera todo el mundo el desenlace. Nunca la historia mejoró el primer título, apocalipticamente australiano.




Mad Max fue una película australiana sorprendente de acción-ciencia ficción de 1979 dirigida por George Miller y protagonizada por un jovencísimo Mel Gibson. Mad Max: Fury Road, parece una  película de acción AÚN más post-apocalíptica y ha sido dirigida de nuevo, producida y co-escrita por George Miller, y la cuarta película de la franquicia Mad Max. Está protagonizada por Tom Hardy como Mad Max, junto a Charlize Theron y Nicholas Hoult. Está programada para ser estrenada el 15 de mayo de 2015.

mad max fury











jueves, abril 23, 2015

El fin del cine



El teatro lleva falleciendo como un leño, viejo y saludable, desde hace mas de un siglo. El cine se ha unido a ese lacónico ateneo. La gran diferencia reside en el elemento técnico. El teatro se sostiene en la carne del intérprete. En el cine ya no hay ni carne ni intérprete. Muestra de ello es que los videojuegos superan desde hace años la recaudación del carpetovetónico filmete.Es la tendencia. El fin de la narración humana como se conoció hasta hoy.

El cine sufre las mismas paradojas (junto al teatro) de la clase media. Es la que sostiene todo, pero camina ya herida de muerte. Las producciones (pasa ya en todo el mundo) son de presupuesto mínimo o estrafalario. Los proyectos elefantiásicos ya tienen reservadas las pantallas del mundo, cada vez menos. Los diminutos solo tienen futuro si los apoya internet, una virgen, un milagro como Magical Girl (Jonas Trueba transitaba como un menesteroso con las copias de su meritoria Los ilusos de salita en salita). 

Evolución producción cine español
Evolución cine español


En las listas del Ministerio aumentan los títulos producidos hasta el 2013. Pero ya se unen a esa estadística hasta películas "filmadas" con Iphone o Go-Pro, o las que no pagan a nadie. El coste medio de un filme cae por sexto año consecutivo y solo el 9% tiene un presupuesto "alto". No sé que entenderá Fapae por alto... Este año, a 15 de abril, el número de largometrajes españoles producidos ha descendido un 20%.

                                                            

Dice Colom que se han producido 55 largometrajes, de los que 12 son coproducciones con otros países, 27 documentales y una película de animación, y se han rodado 32 películas. El presupuesto medio actual se ha situado en los 1,2 millones de euros, mientras que en 2009 era de 3 millones. Solo el 9,4% de los rodajes iniciados en 2015 cuenta con un presupuesto alto -de entre 3 y 5 millones de euros- y un 3,1%, con uno muy alto -más de 5 millones-. Con esos cinco millones, para dos episodios de Boardwalk Empire, ni se sientan a charlar.  

La narrativa cinematográfica solo se sostendrá en la memoria de las nuevas generaciones a través de las series de televisión. La corta capacidad de concentración (o la cualidad de poder atender a varias materias simultaneamente) permite que el producto a la carta sea el apeadero de los nuevos watchers, que dicen los hipsters analistas. El cine ha envejecido tanto que ya solo llegará a las casas en promociones de fin de semana del periódico, o en pirateria. Solo servirá el productor capaz de emitir para medio mundo. El mercado local es la ruleta rusa. Recen todo lo que sepan. Ah, no. Que son ateos.

Google







Floyd Mayweather vs Manny Pacquiao. Dos de mayo. Las Vegas



Siempre me he preguntado cuantos occidentales saldríamos adelante en una guerra local. Sin nuestro programa de televisión, sin nuestras medicinas, sin podólogo ni entrenador personal, sin internet, ni mus, ni peluquería. Dejar durante un tiempo indefinido nuestro empeño enloquecido de obtener la felicidad. Bruckner ya avisó de la enfermizo ocultación del pesar, del dolor. Hoy solo es moral ser feliz. Y la democracia es el único camino. La ley única es la felicidad como exigencia, como derecho inexcusado.




Emmanuel Dapidran Pacquiao (1978). Pacquiao comenzó su carrera profesional a la edad de 16 años. Vivía en la miseria en Kibawe, Bukidno, Filipinas. Se escapó de casa con 14 años. Llegó solo a Manila. Comenzó realizando pequeñas labores al tiempo que entrenaba.

La persecución del boxeo en España es continua pero en una sociedad hedonista como la europea no es algo reseñable. Lo que si parece poderoso es su presentación como un daño físico y moral para los niños. La exaltación de la salud y la maldición del uso de la fuerza (tan necesaria en la guerra que viene). De una existencia de dolorosa queremos pasar a vivir (literalmente) de culpar al todo menos a nosotros, individualmente, de nuestros males.

En 2013 se pidió la prohibición de una velada de boxeo en un colegio público en  Los Montesinos (Alicante). Un cargo de la oposición en Alicante, Eva Ortiz, pidió “la dimisión inmediata” del alcalde, José Butrón por dar vía libre a la velada: “Es una barbaridad que un ayuntamiento colabore en un evento de estas características en un colegio público”; alegando que su formación “tiene y tendrá ante este tipo de iniciativas tolerancia cero”. La Federación de Boxeo de Valencia comentó que en esos mismos espacios tenían lugar concursos de paellas donde se bebe alcohol, actuaciones musicales,etc. 

Poniéndose a la misma altura, con los pantalones por los pies, en ese discurso melífluo, la Federación Española de Boxeo contesta que alrededor de 1.000 menores de 15 años  practican “boxeo educativo sin contacto”. Para la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España. “los menores no deben ver ni practicar boxeo. Aunque el niño golpee un saco, no deja de ser un acto violento. No hay que banalizarlo, ser agresivo con los puños es injustificable”.

En esa montaña rusa delirante, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos aporta datos. “Entre 2000 y 2010 el boxeo provocó 68 muertes en el mundo, es una barbaridad. Claro que hay más muertes en el montañismo o las carreras, pero en estos deportes no se premia el daño infligido al contrario, para un médico, éticamente, no hay vuelta de hoja”. 

El Consejo forma parte de la Asociación Médica Mundial, una de las más tajantes en su recomendación al respecto: “El boxeo es un deporte peligroso. Puede ocasionar la muerte y produce una incidencia alarmante de lesión cerebral crónica. Recomendamos que sea prohibido”.

Un central o un delantero centro de un equipo de fútbol colisionan con balones que transitan a una velocidad muy superior a la mayoría de los puñetazos. El hospital Albert Einstein College de Medicina de la Yeshiva University y del Centro Médico Montefiore,  institución neoyorquina, hicieron un seguimiento a 28 jugadores aficionados, de 30,8 años de media, que practicaron el fútbol desde niños. Con resonancia magnética con tensores de difusión, para poder ver los tractos neuronales, y posteriormente pruebas cognitivas. Vieron indicios de lesión cerebral traumática. No han leido a Nietzsche. No saben que la vida es una filosofía a martillazos. Se ocultan que la locura puede surgir de cualquier rincón, que un coche puede reventar por azar, que el dolor es parte de todo.





Pascal Bruckner en La tentación de la inocencia identificó al occidental como una persona libre (eso lo dudo tanto) sumergida en el capricho, la fatuidad de lo inmediato, que vive inmersa en poses, sin afecto por  la responsabilidad y el sacrificio. Léase el opúsculo comprometidísimo de todo moderno cifrado en un hashtag: #BringourgirlsBack.

Se trata del infantilismo y el victimismo que impide a una mujer ser modelo o stripper (El Instituto de la Mujer investigará las fiestas en las que se ofrecen copas a cambio de un 'striptease') o prostituta. Se trata de una sociedad que vela (¿quien lo decide y cómo?) porque una cineasta tenga mas puntos para la ayuda por ser mujer, manteniéndola en una tutoría que le falta a la dignidad. Se trata de un mundo en el que los niños no visitan a sus viejos porque están enfermos y "se pueden impresionar". Es una sociedad que solo te concede la imprescindible libertad para que pagues a Hacienda. Y la pregunta resurge. ¿Quien podrá resistir a una semana de guerra?


Search Now:
Google







Indignados

La vida se apropia de todo. Existen fuerzas feroces. El amor, la lealtad, el orgullo. El odio. Y la vida se compone de todas ellas. No somos seres con albedrío. Somos vulgares manifestaciones de ellas. Las plantas pueden hacerse con un edificio. Reventar Madison Sq Garden. Las fieras enseñorearse en Champs Elisees. El humano hace lo mismo. Pero no sigue un instinto único. Imita. El ser humano es un Zelig. Y hoy la codícia es la gran fuerza. Los grandes espejos de esas fuerzas que en otro tiempo eran la leyenda de Carlomagno, Cesar, Francisco de Asis, hoy no encuentran correlato. La vida está en manos de pocos.






Hace no mucho existía el mal con rostro. Nadie se reía de su presencia/existenca. Los enemigos competían por la primacía. Hoy vivimos la falacia pre/trans. La auténtica lucha la ejercían los mejores, los seres mas evolucionados de cada raza que alcanzaron los estados trans-racionales, de auténtica realización. Hoy ocupan las referencias sociales seres en plena involución, en estados regresivos pre-racionales que suelen tener naturaleza patológica. Ken Wilber relata esta confusión en la que el estado místico de Santa Teresa de Avila es confundido hoy con un ataque  de histeria de una folclórica. Hoy nadie conoce el mal. Y esas referencias grotescas se imitan. Como decía el psiquiatra Valter Cascioli de la gran jugada del mal,  “la astucia del diablo es hacernos creer que no existe”.





Recuerdo al gran Bill Cunninghan, cuando recorria las calles, desde las mas elitistas hasta las alternativas, cazando tendencias. Hoy a los 80 años, sigue paseando todos los días por Manhattan en bicicleta capturando en fotos la moda en las calles. Capturó el espíritu de los hippies, las high-society madames, de los ejecutivos más extravagantes, las modelos bohemias. Y el mundo imitó sus dictados. Las manifestaciones en Genova, en Davos, en Río, eran un preanuncio gratuito de la colección del año siguiente. Los shorts rotos con medias de las modelos desastradas serían la vestimenta de las adolescentes del próximo invierno. Hasta la fuerza de la serendipia era domesticada. Las naciones hoy son equipos de cualquier deporte, y se venden camisetas. La pasión se vende en El Corte Inglés. La igualdad es un negocio para lograr votos. El feminismo un ministerio. La tradición ya es ocultismo. Y el derecho un papelucho. Lynch dirige periodicos digitales.




Es tal la conquista de las fuerzas (hoy en manos del mal) que hasta las catástrofes, las tragedias, los mas descarnados dramas se convierten en marcas efimeras, en titulares, en opúsculos teatrales de locutores, directores de periódico, artistas ágrafos. Y la indignación. Ay la indignación. Pura falacia pre/trans. El capricho de lo inmediato sostenido en aforismos, pero sin la iluminada locura de Nietsche. Las entidades financieras personifican al anticristo. Pero en ellas se ha sostenido el progreso de occidente. 


El populacho quiere aranceles que defienda sus posiciones. Y al tiempo no desea fronteras. Se llama holocausto a cualquier suceso nefasto y genocidio a la muerte del toro. En el vaciamiento del lenguaje se encuentra una de las claves de la conquista de las fuerzas por parte de una inteligencia que no podemos localizar. Un locutor de radio en Sicilia se gustaba en la tragedia de unos cadáveres africanos, tratando de demostrar que él lo sufría mas que nadie, en esa teatralidad vacua que llena de fragilidad este mundo infantil. Al cerrar el programa se fue a un gran restaurante.




Search Now:


Google















martes, abril 21, 2015

Desahucios & Suicidios, SL, crónica de un agitatsiya propaganda

                          


El interes por el tema ha decaido mucho. Todo lo que pasa de moda rápido suele ser  producto de una campaña diseñada ad-hoc. Las técnicas proceden de la vieja Rusia. Ya cuando el Zar encargó el autor satírico francés Maurice Joly la redacción,  en detrimento de los judios, de un libelo antisemita (publicado por primera vez en 1902) para justificar ideológicamente los pogromos que sufrían los judíos. Los Comunistas mas fieros lo elevaron a categoría de arte. Era el gran deficit eterno de la derecha: el agitprop, agitatsiya propaganda.


Retrato de España como campo de batalla de una guerra propagandística.




Quien relata esto está en el paro hace mas de un año y su ruina se acrecienta a cada instante. Un día ya no tendré internet. Mientras indago. No me gustan las meras opiniones.

Según el INE, en España se mataron 3.145 personas en 2010 3.180 suicidios en 2011 (último dato publicado), una cifra muy similar a la registrada en 2010, la cifra más baja en 17 años. Un 5,8, la tasa más baja en 25 años, inferior a la registrada en plena burbuja inmobiliaria (entre 6 y 7), según datos Eurostat, inferior a la de economías mucho más sólidas como Alemania (9,9), Holanda (8,8) o Finlandia (16,8). La media de suicidios en la UE-27 se situó en 10,2 en 2010, casi el doble que España.




Esta información sesgada ha sido carnaza de primera para la atención mediática. El Gobierno aceleró la puesta en marcha de una moratoria contra los desahucios y, posteriormente, la admisión a trámite de la citada ILP.




La morosidad hipotecaria cerró en el 3,84% en 2012: sólo cuatro de cada 100 hipotecados han dejado de pagar sus cuotas. La gente prefiere pasar un infierno antes que dejar de pagar.

De hecho, la tasa de suicidios por cada 100.000 habitantes no ha dejado de caer en la última década, incluso en plena crisis, hasta situarse en niveles mínimos de la serie histórica comparable, que arranca en 1995. En 2007, en plena burbuja inmobiliaria, la tasa de suicidios era superior a la actual, y España se mantiene hoy en día como uno de los países con menos suicidios de toda la UE.

 Aunque no existen estadísticas fiables respecto a las causas concretas del suicidio, los expertos en la materia estiman que, aproximadamente, un tercio de los casos responde a causas económicas de todo tipo. En este sentido, el movimiento 15-M ha elaborado una estadística de suicidios relacionados con la crisis, tomando como base informaciones publicadas en prensa, en donde contabiliza poco más de doce casos por motivos de desahucio desde 2010.


Google


Opinión. Putas. Ahogados. Locos

                                                   



El trabajo físico no intimida hasta que ya es muy tarde. Hasta que se descubre que no hay otra cosa. Es un seguro con póliza a base de gran sufrimiento. Lo descubres y el pavor te estremece. Un vacío como el de Valente. Pero hay cosas mucho peores.

Encender esa basura que ha hecho tanto daño al género humano, la tv, es peor que trabajar cargando muebles, arboles, cajas, bombonas. Si tienes decencia. Y, sobre todo, si no tienes una opinión ya formada.



                                               

En esta era de la "información" (perdón por las risas), como dijo ya Carr, el ruido pesa más que cualquier ley, cualquien razón. Ese tono constante que nos soba. La música sorda de la opinión. Si ya resulta molesta la Tirania de los expertos, ahora todo es más vulgar. Se opina con la nada como fundamento. Es el imperio de los sentimientos, o peor aún, de las sensaciones.



Hoy ví opiniones en torno a la responsabilidad de los europeos por el ahogamiento de inmigrantes. Ayer trataron de instar a una investigación de unos padres. Su hijo mató a un profesor. Querían, al ser menor, prolongar el espectáculo con sus progenitores. Hace un mes, los depresivos no tendrían derecho al trabajo. Hoy es una humillación para la mujer optar por ser puta por propia decisión. Todo sostenido en gustos, en apetitos. El gran patio de vecindad.

Search Now:
Google






lunes, abril 20, 2015

Todo es mentira. El tópico como vida





La gente incomoda es la que despierta el mundo. La que me gusta. La que rompe cinturas y va a contracorriente. Los Millás, Rivas o Maruja Torres me duermen. Los revolucionarios con salarios de estrellas del rock y restaurantes especiales. Todo son lugares comunes. La mentira del tópico. A mi me gusta Michel Houellebecq, que es un puro suicidio, que odia a su madre y se amiga por tiempos con Arrabal. Me asquean los escritores con libretita, que toman café en una terracita. Con un cigarrito hecho a mano. Todo en diminutivo. Pensando en la igualdad de varones y mujeres, en la paz.

Es incómodo romper esquemas como hace Arcadí Espada, Salvador Sostres, Jose Maria Marco, Pepe García Dominguez, Jimenez Losantos, JC Girauta, Gabriel Albiac. Las sendas devastan el campo y tratan de ocultar, además, por donde se transitó hace un tiempo. Las mentes colectivas, los arquetipos, se construyen con cierta lentitud. Y todo se situa en un escenario incuestionado. Así pasa la vida con esas ideas peregrinas. Casablanca es una excelente película. Gabriel García Márquez pasa por un autor excelso. Humphrey DeForest Bogart era un gran actor. Iósif Vissariónovich Stalin y el comunismo tenían un plan ideologico. El feminismo se preocupa por la mujer. Las finanzas son  solo numeros. Las fundaciones son altruistas. El hombre es bueno por naturaleza.

Zaratustra se volvió loco luchando creencias dominantes, prejuicios colectivos, leyendas urbanas. Hoy pasaría desapercibido. Sepultado en Twitter, ya que era tan aforístico. Se iría a la Legión. O al Estado Islámico. Preguntarse hoy, en la era de internet, por qué vivimos y qué sentido puede tener si lo comparamos con no-ser da mucho vertigo. Es algo que no aparece en nuestra nueva vida, en una pantalla.
Search Now:







viernes, abril 17, 2015

Adsense y el pecado de Rachel




Soy un ferviente partidario del freemarket. Y Adsense puede negar ese post de la imagen. Por supuesto. Hayek y Von Misses fueron dos sensatos depredadores de la mediocridad y el solipsismo del Estado de Bienestar que solo se explica como religión de la Burocracia. Pero las reglas del juego Libertario (hola, Google) tienen que llegar hasta las esclusas de la no conveniencia, que diría mi amigo Mario Conde. Como cristiano no soporto su concepto “Human Action“, que interpreta la sinpar Rand como una suerte de nazismo de la conciencia cierta, correcta, inmaculada, y que aniquila el concepto de determinismo, como si fuera una tara de los mas simpleminded, y no un designio insalvable de lo que mas temen estos de Adsense y lo del freemarket: el misterio. La vida no es solo esa acción humana limpida, esa “reflexiva acomodación a aquella disposición del universo que está influyendo en la vida del sujeto”.

Los perfectos nubios de Leni Riefenstahl no vivirían nunca en el Reich. Las tetas de Rachel, como Penthouse o Hustler, ya no mueven ni una hormona teenager. Ningun logo puede negar el aire. Solo etiquétenlo. Y así lo ocultamos de niños. Esos perpetuos infantes a los que niegan ya ver luchar a dos boxeadores, comer guarrerías, ver morir al abuelo, dolerse en el dentista, mancharse la ropa de marca, privarse de un cotillon con puro de cumpleaños, deshacerse de su perpetua inocencia. Como cuenta el gran Pascal Bruckner, el infantilismo y la victimización capitanean la ciudad, y ya no hay fuerza. Nietsche ha muerto. Solo viven “biendolientes”, populacho quejoso y ágrafo. La yihad nos aniquilará. Y no existirá mercado alguno para Google. Ni adsense. Que para que se ofendan más conmigo, los pongo en minúscula.



Search Now:
Google








Planning Tools o Thinkwithgoogle


Think With Google
Google tools

En esta nueva indagatoria de supervivencia, recaudo montañas de conocimiento que luego se almacenaran lacónicamente en mi triste desván del failure infinito. Me entretengo entre sustancias. Tan cerca y tan lejos.

Google Trends
Google Trends




En mi curso de Adveischool me recomendaron dos lecturas. El famoso y precitado ZMOT y este texto de Steve Krug:

Don't Make Me Think! Krug
Steve Krug

 Me asustan y entusiasman las herramientas, demoníacas y geniales, de Google. Trends, Databoard, Correlate.

Databoard for Research Insights
Databoard

La razón de mi inquietud no es esa de los conspiranóicos. No temo nada que sepan todo de mí. Qué más da que puedan hacer acopio de mi curiosidad por el porno gonzo, por los ovnis nazis, por el aumento del suicidio, o que sepan que estoy arruinado o dónde aparco. Lo que angustia es conocer de los demás, del mísero interés de sus búsquedas, del retrato devastador que reproduce esta máquina, cruel por tan repugnante resultado.

trends keywords

Tendencias Google

search keywords

Búsquedas populares Google

 

 

Search Now:
<!-- Google Tag Manager
-->